Maea: Shadow of the God-Emperor

ENANOS ASEDIADOS (parte II)

PJs: Bendecida, Frederick, Golan, Lammar, Roc, Vekhtor, Yctarán

Esa noche el grupo parte en dirección a la fortaleza. La decisión de atacar de noche y sin iluminación acaba volviéndose en su contra, ya que los chicos no logran encontrar la entrada secreta a la fortaleza y se pierden entre los riscos, debiendo esperar al amanecer.

Los muchachos encuentran una entrada excavada en la roca, aparentemente una salida de resíduos que, según Bendecida, lleva hasta la antigua fortaleza subterránea enana y tambien hasta las minas. En la propia puerta los chicos tienen un desagradable encuentro contra tres kobolds que les disparan desde la protección de una reja y varios perros de guerra orcos, que muerden a Roc en el brazo. Tras el desconcierto inicial, los chicos logran acabar con los guardias y penetran hasta la sala de máquinas de las minas, una enorme maquinaria de vapor protegida por cuatro fieros guerreros orcos. Tras el primer encuentro de proyectiles, los virotes de Golan y las balas del mosquete de Frederick rompen el sistema de refrigeración de la máquina, causando que inmensas levas recorran la sala como si de péndulos afilados se tratasen, derribando violentamente a Bendecida y poniendo al resto en peligro. El combate es salvaje y Frederick y Golan son derribados por los agresivos orcos, pero entre las crecientes habilidades curativas de Aris y la habilidad de los chicos, estos son finalmente derrotados.

El camino despejado, los chicos ascienden por el laberinto de túneles guiados por Bendecida y finalmente llegan hasta la fortaleza. Sin excesivos problemas, los chicos llegan hasta el antiguo comedor, donde los orcos han hecho su puesto de mando. Cuando asaltan el lugar, descubren sorprendidos que el mismísimo Gronah Stormhammer, caudillo de los Flechas Astilladas, lidera el ataque. El combate es brutal, orcos muriendo a diestro y siniestro y Gronah moviéndose como un diablo enloquecido, y Bendecida pronto cae inconsciente tras un brutal hachazo. Pero cuando Gronah es finalmente atravesado los chicos ven que peor estaba por llegar, cuando un joven dragón de escamas blancas bardado para montura atraviesa la puerta y lanza su terrible aliento escarchado, derribando a Vekhtor y Lammar.

El aliento de hielo deja fuera de combate a Yctaran y Roc temporalmente, forzando a Frederick y Golan a lanzarse contra él a la desesperada. Con la ayuda de Aris, los cinco muchachos finalmente se unen al combate y con bastante sufrimiento logran acabar con el dragón, para regocijo de los enanos que llegan en ese momento a la sala. Los chicos son acogidos como héroes y les invitan a pasar la noche en la fortaleza, especialmente para cuidar la herida del brazo de Roc antes de que se infecte. Golan toma la marca de las Flechas Astilladas del lomo del dragón: seguramente la gente de la Rivera del Tindarin agradecería saber que estaban planeando cortar los posibles refuerzos atacando la fortaleza enana y que uno de los tres caudillos orcos han caído. Tras la victoria, los enanos les dan un salvoconducto para su clan en las montañas y les recompensan por su salvamiento.

Bendecida, por su parte, decide acompañar al grupo hasta Anestaris y sumarse a la campaña contra los orcos de Ataturk.

Resultado final:

  • Todos pasan a nivel 2
  • Frederick obtiene una espada corta de duelista +1.
  • Vekhtor obtiene una armadura de placas enana +1 y un símbolo sagrado de salud.
  • Yctarán obtiene unos guanteletes de fuerza de ogro.

Comments

Biyu

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.