Maea: Shadow of the God-Emperor

EN EL TRONO DEL DRAGÓN (parte V)

PJs: Frederick, Roc, Yctarán

La lucha continúa en Darabont.

Mientras galopan de vuelta a Sarik, Yctarán, Don y Tor ven el fénix ígneo que Mana Mytril lanza al cielo y espolean sus caballos hacia alli, encontrandose para su sorpresa con un maltrecho Frederick Sandrino en el lecho del río, que les insta a huir. Mientras tanto, Mana y Aeneas comienzan a luchar entre sí y sus conjuros restallan en lo alto de la montaña. Yctarán decide hacerle caso a su amigo y, montándolo en la grupa de su caballo, el grupo reanuda el viaje de vuelta a la asediada Sarik.

Mientras tanto, en una plaza de la ciudad, la misteriosa Mujer Carmesí hace aparecer a dos inmensos fomorianos, a un ciclope y a varios infinitos que se enfrentan a Roc Riverside y sus compañeros, Aliss y Urgu. Los tres valerosos guerreros se escabullen entre las columnas y arcos de la plaza y acometen a sus enemigos como puede. La Mujer, recostada en un balcón con indolencia, de vez en cuando ataca a sus enemigos, pero se conforma con insultar a los suyos e incluso matar a los infinitos. Despues de una cruenta lucha, los enemigos caen y la Mujer Carmesi se lanza al suelo. Aliss se dirige a ella pero se detiene cuando la Mujer Carmesí invoca a su señora Sandara, a una misteriosa muchacha llamada Tina…

...y a Rynn.

La elkonig mira sonriendo a Roc, que se queda paralizado y siente el arco escurrirse de entre sus dedos. Antes de que pueda hacer nada, las cuatro mujeres se teletransportan y la calle queda en silencio.

Mientras tanto, la comitiva de Yctarán se cruza con Werner Wüher. El maestre va tras la Puerta de Himmel, el artefacto que le arrebataron los dos Magistrados al Gran Maestre Till Krauser han activado. Cuando le preguntan por su compañero, este resulta ser un ermitaño que aparentemente sabe todo sobre el artefacto y a quien había ido a buscar. Un forjado llamado… Uru. El forjado dice que puede sentir el artefacto y que seguramente los Magistrados lo hayan activado. Yctarán y Frederick intercambian una rápida mirada y no necesitan hablar para decidir cambiar de objetivo: en lugar de a Sarik van a ir a por la Puerta de Himmel.

De camino al monte donde Uru siente el artefacto, el cielo se vuelve de un extraño color marrón. Uru se preocupa y comenta que eso ha pasado otras veces… cuando alguien ha decidido cambiar el pasado, como en la Guerra de Maea. Frederick comprende que el forjado es realmente anciano, pero no puede preguntarle nada más, ya que pronto encuentran el portal que ha creado la Puerta de Himmel. Yctarán recuerda lo que el Gran Maestre le dijo, que la Puerta lleva al lugar donde moran los Centinelas, y el grupo se dedide a cruzar la Puerta antes de que los Magistrados puedan hacer algo de lo que todos se lamenten. El grupo reza sus oraciones y atraviesa el portal…

En Sarik, Roc y sus compañeros corren desesperados hacia el palacio. Las lágrimas se agolpan en los ojos del arquero y su corazón late a más velocidad de lo que lo ha hecho incluso durante sus batallas más cruentas…

En una isla cercana, Evaristus el Ungido levanta la cabeza de sus estudios. Comprende que algo horrible está a punto de ocurrir…

Y en un montículo junto al Valle de los Héroes, Mainyu mira con ojos penetrantes el cielo marrón y musita que esto no estaba en sus planes…

Al otro lado de la Puerta de Himmel…

Himmel resulta ser un extraño lugar extradimensional: un teseracto compuesto en su totalidad por lo que parecen ser naves de iglesia idénticas entre sí. El grupo se siente desorientado pero pronto sabe hacia dónde ir: hacia el ruído de batalla que escuchan.

Y en una sala encuentran un grupo aventurero atacando a un ser de aspecto femenino que está sentado en un trono. Uru jadea de terror cuando entiende lo ocurrido: han viajado 4000 años al pasado, al combate en el que murió el Primer Centinela. ¡Los Magistrados planean matar al Segundo Centinela antes de que este ascienda al poder! Efectivamente, el mago del grupo hiere de muerte a la Centinela, que cae rodando al suelo de la estancia. De repente, los dos Magistrados aparecen e intentan atacar al grupo del futuro Segundo Centinela. Los Magistrados resultan ser Wyren Lammar, el hermano de su viejo amigo y el tiefling Mefisto Zark. Los héroes intervienen para evitar que los Magistrados cambien el pasado, mientras Frederick socorre a la caída Primera Centinela. La moribunda centinela abre lo que parece ser un portal a Tarkin y les insta a que escapen. Es demasiado tarde: Zark lanza un rayo hacia el inconsciente mago, el que va a ser el futuro Segundo Centinela… pero una de sus compañeras se interpone y el rayo atraviesa su corazón. El velo de la muchacha cae y… parece ser Zakari.

La Diosa-Emperatriz, musita Yctarán. ¿Acaso la Diosa-Emperatriz formaba parte del grupo del Segundo Centinela? ¿Acaso esa fue la razón por la que creó su Imperio Infinito?

La Diosa-Emperatriz desaparece de la historia.

Y, con ella, la existencia termina. Los héroes viajeros en el tiempo desaparecen… Uru intenta salir corriendo y saltar por el portal de vuelta a Tarkin… pero es atrapado por el cambio cronológico a mitad de viaje.

Y el multiverso cambia…

Comments

Biyu

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.