Maea: Shadow of the God-Emperor

BAÚL 51

PJs: Frederick, Saraedryl, Yctarán

Tras el robo de la tablilla el ambiente en Heraklis se vuelve peligroso: grupos de ciudadanos se manifiestan contra las potencias extranjeras y los “auditores” hacen arrestos. Parece que la ciudad quiere sacar beneficios políticos del incidente, Frederick averigua que Heraklis no está tan interesada en recuperar la tablilla con rapidez.

El grupo se reúne al norte de la ciudad y se dirige hacia la frontera norte del país, donde se hallan unas minas de salitre y una antigua torre de vigía que podría albergar el portal que están buscando. Sin embargo un regimiento de jinetes de Heraklis parece estar yendo en la misma dirección y los antiguos miembros del Pelotón de las Ánimas se afanan en sacarles ventaja.

Cuando llegan a su destino ven que la torre de vigía se encuentra sobre un empinado cerro rodeado por una rampa espiral tallada en la roca. Frederick avista la sombra de un dragón posarse sobre la cima. El grupo sube al cerro con los caballos intentando no hacer ruido pero el tintineo de la armadura de Yctarán alerta al dragón rojo y su jinete. Ahora más de cerca ven que se trata de un caballero githyanki. La lucha es corta pero intensa y finalmente el jinete, que los había despreciado en un principio, tiene que huir con el dragón al verse superado.

La torre de vigía se halla parcialmente derruida y los soldados que la custodiaban están muertos, pero se ve claramente en el suelo marcas rúnicas que han sido limpiadas recientemente así como parte del suelo levantado. Ruak Highway utiliza sus apuntes para determinar la palabra de mando que abre el poral en ese lugar. Mientras tanto Frederick advierte polvo al sur, sin duda provocado por el ejército de Heraklis acercándose, y calcula tienen algunas horas de ventaja.

Horas despues, Ruak pronuncia la palabra de mando y el portal se abre. Yctarán entra en el portal y comprueba que el otro lado es seguro. Saraedryl descifra un antiguo cartel rúnico que reza “Bienvenidos a Baúl 51” y la maga eladrin reconoce al instante el mítico lugar y les explica a sus compañeros que es un mundo-almacen que los githyanki usaron en el auge de su imperio hasta su cataclismo hace miles de años.

El lugar está iluminado por la ténue e inconstante luz de la escasa vegetación fosforescente que cubre algunas paredes, el aire es escaso y su olor es malsano. Saraedryl explica que el mundo era un cinturón de asteroides que ahora estaría destruido, por lo que el peligro de exposición al vacio está presente. En teoría podría haber todo tipo de artefactos repartidos por el lugar, ya que practicamente nadie ha podido acceder a las instalaciones sin correr gran peligro. Sin embargo el complejo es gigantesco, y desde un mirador acristalado pueden ver el espacio exterior y el tamaño de la roca en la que se encuentran; a lo lejos se divisa una enorme aeronave spelljammer de guerra envejecida y amarrada a un muelle en el vacio.

Múltiples pasillos parecen llevar a ninguna parte o a muertes seguras y tras pulular algunas horas por el complejo encuentran los restos de unos mercenarios shadar-kai que parecen haber sido eliminados por golems guardianes. Junto a los restos encuentran una pequeña estatuilla que parece representar a una guerrera santa o una divinidad y que parece ser la estatuilla que faltaba de la tabla de Lul’Al Nur dentro de un improvisado circulo mágico que Saraedryl reconoce como un circulo para un ritual de adivinación. Ruak piensa que sus rivales siempre han tenido mucha más información que ellos sobre este asunto y toma nota para seguir investigando.

Más adelante el grupo llega a lo que en tiempos fue una plaza con jardines colgantes y que tiene varias salidas. Desde allí llegan hasta territorios controlados por unos elementales, y una criatura de fuego y piedra les da la bienvenida. El lider elemental les cuenta que fueron traidos a Baúl 51 para protegerlo hace miles de años, pero que en esta sección del mundo hay otras dos facciones importantes; por un lado los fantasmas, en su mayoría de githyanki muertos durante el cataclismo, y por otro lado diablos que pactaron con los githyanki para ayudarlos. El elemental ofrece un generoso tesoro y la verdadera historia sobre este lugar y la estatuilla que han recuperado a cambio de eliminar a los demonios, a los que teme por su maldad e inteligencia; como adelanto les dice a los chicos que hace mucho tiempo un aventurero visitó el Baúl y por él pudo conocer que el Hiperion no se encontraba en Tarkin sino en otro plano.

Más conversaciones con el lider de los fantasmas, un antiguo comandante githyanki ahora atormentado y etereo, y con el señor de los diablos, un horrible osyluth, no arrojan mucha más información. Todos parecen saber a quién representa la estatuilla pero nadie quiere decirlo, aunque al comandante githyanki le resulta un tema más incomodo que al resto y reconoce que si intentaban averiguar más con la estatuilla en este lugar es que estaban dando palos de ciego. Los diablos odian a los fantasmas, quienes les invocaron en vida miles de años atras, mientras que los fantasmas quieren eliminar a los incontrolables elementales.

Tras trazar un plan para intentar saquear a los tres bandos, los aventureros se dirigen primero a por los diablos que, como una falange, presentan un bloque solido ante el grupo y los ponen en grave peligro con su ferocidad, disciplina y magia. Con el elfo y el humano agotados, finalmente el osyluth cae a manos de Yctarán mientras la eladrin utiliza conjuros y espada por igual. Destrozados, se dirigen a ver a los elementales, pero el asteroide comienza a temblar. El lider de los elementales se ha ido pero un emisario les da un cofre con dinero, gemas y objetos mágicos; también les comunica que más humanos codiciosos han entrado por el portal y que su señor ha ido a derrumbar la cámara del portal. No parece que vaya a esperarlos.

El grupo corre hacia la cámara del portal mientras todo tiembla, Frederick se adelanta y ve que los soldados de Heraklis están abandonando el lugar mientras la cámara de entrada se derrumba; entre ellos destaca un mago que se lleva un antiguo tomo y Sabina, que ahora parece acompañar a las fuerzas gubernamentales. Del elemental no hay indicios en la sala; el elfo sale del portal y ve que la superficie del cerro también tiembla y el portal a Baul 51 peligra. Los soldados de Heraklis huyen del lugar mientras un millar de jinetes se reunen al Sur. El grupo se reune y tras pensar en sus opciones abandonan el cerro por el norte y roban unos caballos mientras la torre y el portal estallan.

Aprovechando la confusión llegan hasta las minas de salitre, arrasadas por el dragón, donde cogen algunos suministros, y se dirigen a las montañas septentrionales por donde podrán escapar sin ser vistos. Ruak se queda con la estatuilla y sus apuntes esperando poder dar respuesta a un misterio que sigue sin resolverse. Los aventureros por su parte tiene un asunto más importante entre manos.. ¡y un gran tesoro!

Comments

Todos pasan a Nivel 14. Tesoro: Tesoro: Para dani, sergio, david, carlos, diego (gon tendrá que usar las reglas de objetos por nivel ya q hace mucho q no juega)
  • objeto n 17 Armadura de pieles Horn Tusk Armor+4 (del MJ2, al caer a 0 puntos haces un ataque base de mele como interrupcion inmediata con un +4 a ataque y daño) (pensada para el barbaro) (poder de encuentro)
  • objeto n 16 Amuleto de proteccion +4 (¿david?)
  • objeto n 15 Stormwalker’s Cloak +3 (sergio)
  • objeto n 14 Ring of Calling (del AV, cuando alguien se teleporta desde a tu lado tiene +4 cuadros. Poder diario: accion menor un aliado en 20 cuadros y en tu linea de vision se teleporta a un cuadro no ocupado adyacente a ti. Si has alcanzado al menos una milestone hoy te puedes teleportar TU al lado de ese aliado en vez de lo normal. (¿carlos?)
  • dinero como 2 objetos de nivel 13: 17000 po y 17000 po en gemas. (6800 por cabeza)
BAÚL 51
 

Por cierto, aunque me lo quede yo, propongo a Frederick llevar el anillo, ya que nos vendría mejor que lo lleve él, que es el más móvil; puede ir donde quiera con su movilidad, y llevar a un compañero con él con el anillo, sea para sacarlo de apuros o para atacar.

BAÚL 51
Biyu

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.