Magisterio

El Magisterio es una religion relativamente reciente pero que se ha extendido como la espuma por todo el Valle, particularmente por las ciudades humanas.

Hace más de sesenta años, el misterioso Zaladiel comenzó a realizar prodigios y se erigió en enviado directo de los dioses, en la Voz de Dios. Desde la inmensa ciudad de Santuario, Zaladiel ha dirigido la expansión y el crecimiento de su nueva religión, que ya posee una iglesia en casi todas las ciudades humanas y que ha logrado introducir Magistrados como consejeros de los mayores grupos de poder del Valle. Aunque su férrea doctrina, su escasa transparencia y el celo con el que realizan sus inquisiciones han levantado algunas críticas, nadie puede dudar que desde la caída del Dios-Emperador no ha existido ningún nexo de union tan fuerte entre los humanos como el que el Magisterio proporciona.

Su símbolo sagrado es una cruz cuadrada de color morado, que todos los Magistrados llevan sobre sus tabardos amarillos.

Tienen bastante animadversión hacia las diversas sectas de Syis, Bural y Cyrrus, y son enemigos directos de las deidades malignas.

 Zaladiel ordena a sus magistrados…

  • Acaba con tus oponentes de manera rápida y brutal: la verdad está siempre de tu lado.
  • La pureza es el objetivo hacia el que toda la humanidad debe encaminarse.
  • La cadena de mando es la versión terrenal del orden celestial: jamás la contradigas.

El Magisterio en la campaña

El Pelotón de las Ánimas tuvo su primer encuentro con agentes del Magisterio poco antes de partir hacia Anestaris, cuando dos monaguillos importunaron a Frederick Maximilian y Cynthia Reodgar; poco despues, el sacerdote local pedía perdón a los muchachos por la acción de los dos desagradables chicos.

Su segundo encuentro vino días despues, a su entrada en Hitte, donde un grupo de soldados del Magisterio custodiaba una cuerda de esclavos (completamente legal en la ciudad) para evitar altercados públicos. Cuando Frederick se acercó a socorrer a uno de los esclavos que estaba siendo brutalmente maltratado, desató la ira de uno de los guardias que levantó su arma para atacarle pero cayó ante el ataque mágico de una bella Magistrada, la primera que encontró el grupo, que miró fríamente a los chicos, ordenó que subieran al esclavo a su carroza y continuó su camino.

Días despues, Zaladiel convocó su propia cruzada: una vision le había mostrado una antigua reliquia con la que podrían erradicar el mal del mundo de manera definitiva.

El Pelotón de las Ánimas tuvo su tercer y más violento encuentro frontal con un Magistrado en las estepas al norte de Burnfar, a su regreso de la Pirámide de Lul’ar’Nur. El Magistrado Yuo, acompañado de bárbaros mercenarios, se disponía a interrogar o matar al grupo, pero no vio la luz del siguiente día. Su cadáver se encuentra enterrado en algún lugar de la inmensa estepa.

Tras este desagradable incidente, el Pelotón finalmente conoció a la Magistrada de Hitte cara a cara, y esta resultó ser bastante agradable. Cuando Savannah fue secuestrada de su casa en Anestaris, muchas voces acusaron al Magisterio de haber intentado eliminar a una posible rival. El Magisterio se mantuvo aparentemente neutral en la guerra entre Anestaris y Canolia, pero su poder dentro de ambas ciudades creció extremadamente tras esta.

Ocho años despues, los miembros del Pelotón de las Ánimas descubrieron por fin que el Magisterio estaba detrás tanto del secuestro de Savannah como de la guerra, todo ello a través de su agente: Cynthia Reodgar. Los aventureros se enfrentaron a fuerzas del Magisterio en Anestaris, cuando estos intentaban secuestrar al sabio Asintothai y una vez más en la ciudad de flotante Radiante, de donde intentaban llevarse al sabio Kefta bajo el disfraz de simples piratas; ambos intentos de secuestro estaban relacionados con la reliquia soñada por Zaladiel, el Hiperion. Durante el combate en Radiante, los aventureros se enfrentaron a Vania y esta dejó que estos se fueran con Kefta a cambio de que perdonaran la vida de sus tres monaguillos. Destruyendo cualquier posible pista que pudiera servir a sus enemigos, los aventureros dejaron al Magisterio ciegos respecto a la localización del Hiperion. Su siguiente maniobra fue la creación del nuevo Pelotón de las Ánimas.

Magisterio

Maea: Shadow of the God-Emperor Biyu