Canolia

Población: 250.000 habitantes
Gobierno: Doble monarquía constitucional
Defensa: Ejército de Uno (milicia popular, 160.000 efectivos), Tres Mil de Canolia (infantería pesada, 3.000 efectivos)
Comercio:
Organizaciones: Casa del Hechicero Supremo (magos rojos), Templo de las Siete Esquinas

Canolia es una gran ciudad sita a orillas del Lumberway, una de las más antiguas ciudades del Valle y un bastión fortificado que se alza orgullosamente en tierra peligrosa.

Canolia ocupa ambas márgenes del rio y se encuentra protegida por una impenetrable y famosa muralla, la Muralla del Rey Dargi. La ciudad posee dos puertas a cada lado del río y se encuentra defendida por numerosas fortalezas construídas en los alrededores. La arquitectura de Canolia es antigua e incluso tosca: hay poco espacio para lo estético y todo para lo funcional. Bellos arcos y estatuas no tienen nada que hacer frente a la seguridad de una tronera y la ventaja de una torre defensiva.

Los canólidos tienen fama de nobles, rectos y tremendamente indomables. Por dos veces en su historia han quemado su ciudad para evitar que cayera en manos del enmemigo y la histórica defensa del Istmo de Reyd durante las guerras contra el Imperio Titán fue llevada a cabo por soldados procedentes de esta ciudad. La sociedad canólida gira en torno a un ancestral sentido del honor y de hacer “lo correcto” y sobre un sentimiento de pertenencia a su ciudad que ni siquiera el Dios-Emperador fue capaz de hacer desaparecer. Tradicionalmente los canólidas no han tenido ley escrita, aunque desde tiempos recientes y gracias al Dios-Emperador han codificado su estricto y duro sistema de leyes y castigos. Canolia es gobernada por dos reyes pertenecientes a dos dinastías, los miltaristas Dargi y los hechiceris Ponteurys, aunque el poder de estos dos es severamente controlado por una oligarquía formada por los sesenta más ancianos de entre los miembros del poco funcional senado. Los canólidos son férreos seguidores de Cyrrus pero existe libertad de culto dentro de sus murallas, habiendo hasta una pequeña oficina del Magisterio en la ciudad.

La raza humana de Canolia es recia y fuerte, de piel y cabellos oscuros. La población es completamente mixta, encontrándose un gran número de elfos, enanos, draconatos y minotauros. Todo aquel que defienda Canolia es canólido, independientemente de dónde y de quién haya nacido, y la ciudadanía segana cogiendo lar armas para defender la ciudad.

En los exteriores de la ciudad se encuentra el Templo de las Siete Esquinas, donde moran los misteriosos Jueces, miembros de una orden ancestral que vela por las tierras desde antes de que la ciudad fuese fundada y que actualmente hace de misteriosa defensora de las dos Coronas. La unidad militar más conocida y temida de la ciudad son los Tres Mil de Canolia, un grupo de infantería pesada famoso por combatir con el poco ortodoxo sistema de llevar dos espadas, y los Magos de Combate de Canolia (herederos de antiguas tradiciones de la Península) son conocidos en todo el Valle por su astucia y ferocidad. Aparte de ellos, la ciudad es protegida por su Ejército de Uno, que en realidad viene a ser toda la población de la ciudad. Todos ellos son entrenados desde niños, independientemente de su raza y sexo, en el uso de sus habilidades innatas para la defensa de la ciudad. Canolia es un hueso duro de roer.

Canolia

Maea: Shadow of the God-Emperor Biyu