Burnfar

Población: 7.000 habitantes
Gobierno: Gobernador
Defensa: Guardia de Burnfar (100 efectivos)
Comercio: Bienes básicos, minería
Organizaciones: ninguna mencionable

Burnfar es una ciudad situada en la parte meridional de la cordillera oeste del Valle. Situada entre dos montañas protege el paso ocupándo toda su hondonada inferior. A pesar de su situación ventajosa no es una ciudad de gran importancia estratégica ya que más allá del Valle se extiende una tundra seca en una meseta que se considera inadecuada para el movimiento de vituallas de guerra o grandes expediciones comerciales.

La ciudad tiene un origen enano; en su centro se eleva una colina, con la fortaleza de Burnfar en su cúspide, pero dentro de la colina hay túneles, vestigio de la antigua colonia enana, hoy utilizados como extensiones de residencias de algunos enanos nobles o como barracas adicionales de la guardia. La ciudad se extiende de forma ovalada hacia la tundra del norte y la planicie que desciende al Valle del sur. Las puertas norte y sur están protegidas por murallas de piedra, mientras que las caras oeste y este (que dan a las faldas de las montañas) están protegidas por murallas de madera y de tierra compactada. La colina central tiene su propio anillo de defensa. Un rio transcurre cerca de su límite oeste y hay varios pozos de agua en la ciudad.

Burnfar solia ser de las ciudades más importantes del noroeste del Valle. Además sus calles espaciosas y edificios de varias plantas la convierten en una de las más hermosas. Su población es en mayor parte humana y enana. Su príncipal actividad es la explotación de minas y canteras cercanas, aunque hay actividades varias de tala, ganaderia y agricultura en el valle que transcurre hacia el sur. A pesar de todo la ciudad ha decaido desde que murió el Dios-Emperador al perder las inversiones como fortaleza fronteriza. La guardia permanente está formada por unos 100 hombres, que además deben patrullar las zonas más cercanas bajo su influencia.

La ciudad es administrada por un gobernador que es elegido actualmente por votación de todos aquellos con cierto nivel de carga tributaria (que suele dejar a familias pobres y agricultores fuera del sistema). La ciudad está ahora en el límite de la esfera de influencia de Hitte debido a la dependencia económica de su industria. El gobernador actual es Portrak Piedragris, un enano orgulloso y de ideales no negociables, lleva varios años en el cargo pero para muchos es un cadaver político. El jefe de la guardia de la ciudad en un humano de mediana edad llamado Nottam Sadboar, un tipo más razonable que el gobernador.

En el 4041 la ciudad fue asaltada por dos bandas enfrentadas de draconatos y gnolls, quedando asediado el anillo de murallas interior. Posteriormente fue liberada por sus aliados, pero Portrak ha sido acusado de no saber gestionar el problema con los draconatos y todos dan por hecho que su carrera política está acabada.

Burnfar

Maea: Shadow of the God-Emperor maromo1