Aris Riverside

Valerosa invocadora de Syis Madreluna

Description:
Bio:

Joven muchacha nativa de Veda, Aris creció junto a su hermana mayor y a sus primos en relativa tranquilidad. Pronto comenzó a ayudar al médico local y está considerando convertirse a la religión de Syis Madreluna. Tiene una amistad muy estrecha con su primo Roc.

Cuando los compañeros de la Taberna de Rekkard partieron de Veda en dirección a Anestaris, Aris les acompañó y pronto sus habilidades curativas resultaron de gran habilidad. En dirección a Hitte, Aris comenzó a preguntarse qué significaban realmente sus habilidades y por qué Syis Madreluna la había elegido a ella.

Tras numerosas y arriesgadas aventuras durante el viaje, Roc finalmente convenció a Aris de que no acudiera a la batalla y buscara su destino en la Iglesia de Syis. Dubitativa y asustada, Aris se despidió de sus compañeros y se dirigió hacia su supuesto destino. Poco tiempo despues comprobó que la monolítica Iglesia de Syis no tenía nada que ver con su visión de Madreluna y volvió de nuevo a Veda, partiendo junto a su amiga Bendecida hacia la ciudad de Burnfar para ayudar a las tropas allí desplazadas a enfrentarse a los gnolls cuidando heridos y enfermos.

Cuando Roc apareció buscando ayuda para rescatar a Rynn, Aris acompañó al Pelotón de las Ánimas hasta Canolia y despues se quedó en Nolai custodiando el equipo de estos mientras participaban en el Campeonato Flotante de Silverhand. Desgraciadamente Aris cayó en manos de un grupo de cazarrecompensas que pretendía utilizarla como rehén para que Golan se entregara y fue prisionera de ellos durante todo un mes. Aunque el Pelotón logró finalmente liberarla y matar a sus captores, Aris se negó a hablar sobre lo ocurrido durante su encierro. Rynn decidió pedirle que le acompañara a su pueblo natal en el Bosque de Arrowhead, con la esperanza de que la joven pudiese despejar su cabeza y superar lo que fuese que hubiese ocurrido, reencontrándose con sus compañeros semanas despues en vísperas del Sitio de Anestaris. Durante este, Aris apoyó a los canólidos ayudando a heridos y enfermos.

Durante la terrible contienda, un último golpe sacudió a Aris cuando su nueva amiga Rynn fue una de las víctimas del asalto final. Retirándose brevemente a Veda considerando durante un tiempo abandonar esa vida y convertirse en una buena mujer tal y como quería su madre, Aris finalmente descubrió su finalidad en la vida cuando un grupo de sacerdotes de Syis Madreluna se acercó a ella. Sabiendo de sus habilidades por las historias que venían de la guerra los sacerdotes, que formaban parte de una congregación especialmente militante, estaban convencidos de que sus extrañas habilidades sanadoras eran en realidad únicamente la prueba de que debidamente entrenada Aris podría convertirse en una rara usuaria de los poderes de Syis en estado puro: en una invocadora. Decidiendo no ser nunca más ni una víctima ni una espectadora, Aris dijo que sí y pasó sus siguientes años entrenándose y madurando a la vez que florecía y se convertía en una hermosa mujer.

En 4049 EL, Aris y su orden prestaron protección a los arqueólogos Asintothai y Kefta y su Maestre decidió darle su primera gran responsabilidad: acompañar a sus antiguos camaradas con un pelotón de caballeros en la búsqueda del Hiperion. Partiendo en la expedición con sus compañeros, Aris fue parte de los héroes que penetraron en la tumba de Syldure Sandrin y se enfrentaron a Agaethis Björn, resultando en ese combate especialmente efectiva. Durante sus múltiples viajes, Aris pareció comenzar a mostrar por lo menos atracción hacia Yctarán de Sarik, a quien acompañó cuando este intentaba rescatar a su amada de manos de Elabrin Elkonig. Durante esta aventura, Aris fue atrapada por el poderoso semidios, que obligó a Yctarán a elegir entre su vida o la de su amada Zakari. Cuando Yctarán se negó a elegir, Elabrin dejó libre a ambas muchachas y se retiró. Aris se negó a hablar del incidente con ninguno de sus compañeros, pero siguió acompañándoles en sus viajes hasta Darabont y despues en su desesperada mision a Santuario, en la que formó parte del comando que se infiltró en la base de Zaladiel. Tras la victoria Aris confesó finalmente sus sentimientos a Yctarán, que se vio obligado a rechazarla. Con el corazón roto, Aris abandonó la vida aventurera y decidiño partir el resto de su vida en la fortaleza de la Orden.

El destino no iba a dejar que Aris descansara tranquila. Cinco años tras su clausura, en 4054 EL, un yo alternativo suyo procedente de un plano paralelo destruído y en ese momento trabajando para los Merodeadores, secuestró a Aris para adoptar su identidad y la mandó encerrar en el Guantelete de Bronce. Mientras la verdadera Aris era prisionera del enemigo en una horrible prision, para el resto del mundo una muy cambiada Aris apareció en el torneo de Anestaris, durante el cual sedujo a Slodovan de Canolia, y comenzó a disfrutar de los placeres que nunca había tenido en su mundo natal. Poco tiempo despues, sus antiguos compañeros penetraron en la prisión y la libertaron.

Tras esto, Aris decidió reenfocar su vida y se unió activamente a la corte de Anestaris, donde se acabó convirtiendo en dama de confianza de Elena Silverhand, posición que ocupó durante más de diez años.

Aris Riverside

Maea: Shadow of the God-Emperor Biyu